Saltar al contenido

Cuerdas de Boxeo

La comba es una de las herramientas para practicar deporte más extendidas entre todas las disciplinas deportivas, en este caso, en el boxeo, aporta una gran cantidad de beneficios al atleta y es, además, uno de los instrumentos más rentables en cuanto a precio y eficacia.

Las mejores ofertas en Combas de Boxeo en 2020

Beneficios del entrenamiento con la comba en el boxeo:

Mejora el juego de piernas

La técnica que utilizan los boxeadores para el salto es algo diferente a lo que estamos habituados. Mientras que lo más común en el salto tradicional es la velocidad en un salto constante, los boxeadores cambian la distribución de su peso alternando entre los pies en cada salto. Esto imita el juego de piernas que posteriormente realizan dentro del ring, de modo que con el entrenamiento a la comba se habitúan a esta rutina y les permite aumentar la resistencia. 

Ayuda en el entrenamiento de acondicionamiento

Como contrapunto a únicamente salir a correr, hacer saltos a la comba trabaja una gran cantidad de músculos del cuerpo, como los brazos, las muñecas y los hombros. Siendo así una de las actividades más beneficiosas para el boxeador.

Además, saltar a la comba es una gran manera de incrementar nuestra capacidad aeróbica y la resistencia, y ya no solo a nivel físico, sino también la resistencia mental del boxeador. 

Resistencia mental

Más allá de mejorar el físico de los boxeadores, las ventajas de saltar a la comba también comprenden aspectos de la resistencia mental. La capacidad de superación, el incremento poco a poco de la velocidad de salto, los ejercicios cada vez más avanzados, como el doble salto son todo un reto para los boxeadores.

Los saltos a la comba enseñan a los atletas a mantener tanto el ritmo como la concentración a medida que el dolor y la fatiga se va incrementando salto a salto.

Mejorar la coordinación

Para lograr un salto que se considere realizado correctamente, es necesaria una gran coordinación entre las piernas y los brazos. Estos deben moverse a un ritmo conjunto que posibilite que los brazos vayan girando la comba a medida que las piernas van saltando por encima de ella, así constantemente. En los saltos sencillos no se exige tanta coordinación, pero a medida que incrementamos la velocidad e incorporamos otras técnicas como el salto doble, la necesidad de tener una buena coordinación aumenta mucho.

Aumentar la velocidad

Los saltos a la comba ayudan a los atletas a mejorar la velocidad y coordinación en las piernas. A medida que se mejora el nivel de salto a la comba, de torpe y lento a ligero y bien ejecutado, los beneficios son más que notables. Para comenzar el juego de piernas del boxeador mejora mucho, lo que repercute directamente en el nivel de boxeo. A mayor velocidad de salto, mejor destreza y movimiento en el ring. 

Una vez vistos los beneficios que aportan los saltos a la comba para los atletas de boxeo y artes marciales, es necesario preguntarse cuál es la comba óptima para este tipo de disciplinas deportivas. En este caso, la mas recomendable es la cuerda lastrada, un modelo que potencia más la resistencia que la velocidad. 

En qué consiste una comba lastrada

Una comba lastrada es, ni más ni menos, que una cuerda a la que se adhieren pesos extra, lastres, que incrementan el esfuerzo necesario para completar los entrenamientos. Gracias a los avances que se han incorporado en las combas permiten aplicar el lastre en diferentes zonas de la cuerda, como los mangos o directamente la soga.

Comba lastrada

Los tipos de lastres que presenta este modelo de comba se podrían dividir en los siguientes: 

  • Cables pesados: El método más común de añadir peso a la comba es el uso de cables más pesados. Es muy fácil añadirlos a la soga y permiten ir poco a poco adquiriendo una técnica de salto más pulida. No obstante, el aumento en peso repercute directamente en el dolor en caso de golpearnos con ella, y, además, el desgaste que sufre es mayor conforme va golpeando el suelo.  
  • Mangos pesados: Esta opción es la menos utilizada debido a que únicamente se compran cuerdas con los mangos más pesados. Su poca adaptabilidad la convierten en la opción menos recomendable, a no ser que contemos con diferentes juegos de combas. 
  • Mangos Lastrados: Los mangos lastrados destacan, al contrario de los pesados por su gran adaptabilidad, ya que es posible ir añadiendo peso e ir incrementando el nivel de los entrenamientos, aumentando de este modo la resistencia. 

Lastres o cables pesados

Hay que considerar que, a fin de cuentas, ambos tienen la misma finalidad. Pero la principal diferencia reside en que los lastres son un elemento más práctico si queremos ir cambiando el peso de la comba, mientras que los cables no lo permiten.

Hoy en día hay una gran variedad de cables, los más pesados ven mermada su durabilidad a cambio de una mayor intensidad en el ejercicio, mientras que los lastres son bastante más prácticos. En ese sentido, es más recomendable comprar una comba con lastre frente a las de cuerdas más pesadas.